“Juventud divino tesoro”

“Juventud divino tesoro”

Si a Castilla hay que pintarla sangre, usaríamos de tinta el elixir de Baco. Somos y seremos vallisoletanos, habitantes de una tierra en que solo quedan paisajes floridos únicamente gracias a la vid.
El granero de Europa es también, y no solo lo dicen los viticultores,
sino los mejores críticos, una de las mejores zonas para el viñedo del mundo. Mencía, Garnacha, Tempranillo, la maravillosa Verdejo a la que había que hacerle una estatua en La Seca o Rueda. Cigales y su diversidad. Variedades que nos dejan un vino con un carácter común. El Duero y su cuenca, que hacen al hombre recio y a la uva eterna, nos da vinos con tóques de viveza y frescor envidiados de Haro hasta Logroño, de Cognac a Borgoña, de Napa a San Francisco…
Los andaluces nos ganarán a graciosos, que tampoco, los franceses a quesos, pero sólo los que no han probado un Flor de Esgueva; pero en el vino, como en casa, en ningún lado.
“No muerdas la mano que te da de comer” decimos mientras bebemos cubalibres. Y por eso jóvenes, hosteleros y bodegueros tenemos que fomentar este consumo responsable, que la cultura, por lo menos la nuestra, se bañe en vino.

JÓVENES POR EL VINO

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Asier Andrés Pedrero
  • FACEBOOK

    Síguenos!

  • YOUTUBE

    Síguenos!

  • TWITTER

    Síguenos!

  • Instagram

    Síguenos!

PEQUEÑO

Nuestras Redes:

Siguenos!

Contacta con nosotros!

¿Quieres realizarnos cualquier consulta? No dudes en ponerte en contacto.

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

2018 © Jóvenes Por El Vino

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies